Reservas de la Biosfera

Guanahacabibes

Declarada en 1987, está formada por dos penínsulas: la del Cabo de San Antonio, que se extiende hasta el punto más occidental del territorio cubano y la de Corrientes, que se prolonga hacia el suroeste. La Reserva tiene una extensión de 121 572 ha, que incluyen el Parque Nacional Guanahacabibes, donde se encuentran El Veral y Cabo Corrientes, sitios que constituyeron dos de las primeras Reservas Naturales aprobadas en Cuba. Existen decenas especies de la flora endémicas locales demás de albergar una variada fauna, en muchos casos especies endémicas restringidas a la península, además de manglares, herbazales de ciénaga y vegetación de costa arenosa y rocosa, predominan los bosques semideciduos y siempreverdes. Sin dudas, Guanahacabibes es sinónimo de diversidad, pero lo más llamativo entre la fauna de la península son las aves, pues se encuentran identificadas más de 140 especies. De hecho, este es un sitio ideal para la observación de aves en época de migraciones, ya que espectaculares bandos de grandes cantidades de aves arriban al país país por esta zona. La vida marina cuenta con arrecifes coralinos y bancos de plantas marinas. Abundan los reptiles y en la costa arenosa nidifican las tortugas marinas como las caguamas.

Ver más

Sierra del Rosario

La Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rosario, está ubicada en la parte más oriental de la Coordillera de Guaniguanico, con 25 000 ha (250 Km2) de extensión y pertenece a la provincia Artemisa. Considerada la primera Reserva de la Biosfera reconocida en Cuba, cuenta con una variada flora y fauna, en la que se destacan las especies de ave y fauna endémica. La zona, favorecida por el clima tropical húmedo, ha permitido el desarrollo de frondosos bosques donde convergen más de 800 especies de plantas y una avifauna verdaderamente encantadora. Por otro lado, posee elevaciones en forma de cuchillas y hermosos valles formados por ríos cristalinos. La mayor parte de la población de la Reserva se concentra en las comunidades Las Terrazas y Soroa, y las actividades económicas fundamentales que se realizan en la zona son: agropecuaria, forestal y turística. Para el visitante ávido de contemplar esta naturaleza, existen diferentes rutas y senderos turísticos con guías especializados. Entre sus más atractivos paisajes se encuentran dos escenarios relevantes: Las Terrazas y Soroa, los cuales consolidan la actividad turística cada día más con sentido de pertenencia y amor a su tierra.

Ver más

Ciénaga de Zapata

Estos humedales junto con la franja marina que los circunda por el sur, ubicados al sur de la provincia de Matanzas, con una extensión de 628 171 ha, constituyen un reservorio natural de enorme valor reconocido a nivel internacional y fue declarado como Reserva de la Biosfera en el año 2000. Entre sus recursos fundamentales se encuentra el Parque Nacional Ciénaga de Zapata, que incluye la zona de Santo Tomás, sitio este, donde se puede encontrar una avifauna inigualable. Por otro lado, el Refugio de Fauna La Salina es reconocido a nivel nacional y en la región del Caribe por la alta concentración y diversidad de aves migratorias, especialmente por sus abundantes poblaciones de flamencos, sebiyas, cayamas y muchas otras especies de garzas y aves acuáticas. Esta extensa Reserva alberga poblaciones silvestres del cocodrilo cubano y el cocodrilo americano y una gran población de los mismos se encuentra en el Criadero de Cocodrilos de la Ciénaga de Zapata, un atractivo turístico de la zona por excelencia. Por otr lado la Ciénaga cuenta con importantes recursos hidrológicos, áreas de reproducción, desove y desarrollo de especies marinas y terrestres de alto valor económico, sistemas de terrazas marinas sumergidas y arrecifes coralinos de elevada singularidad, sitios de alto valor arqueológico y paleontológico y tradiciones en el uso de recursos naturales por parte de las comunidades rurales.

Ver más

Buenavista

Está ubicada en el centro-norte del archipiélago cubano, muestra una superficie de 313 502 ha y está constituida por áreas terrestres, costeras y marinas de alta sensibilidad ecológica y elevada diversidad biológica, la misma fue declarada como tal desde el año 2000. Comprende parte de las Provincias de Villa Clara, Sancti Spiritus y Ciego de Ávila, e incluye un sector de la cayería Sabana–Camaguey. Cuenta con 11 áreas núcleos, sitios protegidos de mayor significación en el territorio: los Parques Nacionales Caguanes y Cayo Santa María, las Reservas Ecológicas Cayo Francés y norte de Cayo Guillermo, los Elementos Naturales Destacados Loma La Tasajera, La Chucha y Oeste de Cayo Coco, los refugios de fauna Oeste de Cayo santa María y Cayo Las Loras, el sector Este del Área Protegida Jobo Rosado y el sector del cañón del río del Área Protegida de Recursos Manejados Boquerones. En las zona aparecen diversos ecosistemas y hábitat como manglares, arrecifes coralinos y zonas de dunas activas. El manglar es el tipo de vegetación más extendido en la Reserva y funciona como reservorio de variadas especies de fauna locales. Cercanos a Punta Caguanes se encuentran los Cayos de Piedra, únicos de su tipo en el país. Estos cayos, así como la zona de Caguanes presentan gran número de cuevas, tanto es así que se considera a esta región como la de mayor índice de cavernamiento de Cuba. Asociados a estas cavernas se observan relevantes valores históricos-culturales, pues en la mayoría de ellas existen representaciones del arte rupestre y también ésta es una de las zonas más pobladas de sitios arqueológicos representativos de todas las culturas establecidas en Cuba.

Ver más

Cuchillas del Toa

Ubicada en la región nororiental de Cuba la reserva abarca las provincias de Holguín y Guantánamo. Tiene una extensión de 208 305 ha, de las cuales 6 013 ha son marinas y fue declarada como tal en 1987. Dentro de estos límites se encuentra el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, que es su principal atractivo. La Reserva comprende la región montañosa de Sagua - Baracoa y por la riqueza de especies, ecosistemas y paisajes, es el principal centro de biodiversidad y endemismo de Cuba y el Caribe insular. En la actualidad es uno de los remanentes de ecosistemas montañosos más extensos y mejor conservados del territorio nacional y del Caribe. El relieve de la zona está constituido por alturas, premontañas y montañas, siendo el punto culminante el Pico El Toldo con 1 175 m. Se destaca también el paquete calizo de los Farallones de Moa, donde se encuentra el sistema cársico de la Gran Caverna de los farallones de Moa, uno de los cinco monumentos nacionales que existen en el país y uno de los mayores sistemas cavernarios del oriente cubano. Predominan aquí los bosques pluviales de montaña, que albergan una rica flora con más 920 especies endémicas y 366 son exclusivas de la zona. La fauna de la región es la más rica de Cuba, tanto por su abundancia como por su diversidad y endemismo. En ningún otro lugar de Cuba el visitante encontrará tanta diversidad y de especies endémicas de anfibios y reptiles.

Ver más

Baconao

Declarada como Reserva de la Biosfera en 1987, se encuentra al sur de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, en la región oriental de Cuba. Incluye tres zonas biogeográficas bien delimitadas: la Meseta de Santiago, la Sierra de La Gran Piedra y la Meseta de Santa María del Loreto. Su extensión es de 84 985 ha con una franja de mar de 7 380 ha. El relieve es abrupto, con grandes pendientes, se destaca la Meseta de Santiago de Cuba con elevaciones de hasta 100 m; la Sierra de la Gran Piedra, donde se encuentran las mayores alturas y la Meseta de Santa María del Loreto. Presenta además valles aluviales, mesetas litorales y pre- montañas. El suelo está cubierto por diversos tipos de bosques de montaña así como bosques costeros, bosques de galería, pinares y bosques secos. Un hábitat único de Baconao y del territorio cubano, es la zona de Hatibonico, caracterizada por su relieve típico y bajas precipitaciones, lo que condiciona un territorio semiárido con bosques secos de belleza inigualable. En esta Reserva se han encontrado unas 1800 especies vegetales con un alto interés botánico, por su posición en la cadena evolutiva y su uso medicinal, alimentario, industrial y religioso. La fauna tiene listadas 939 especies entre insectos, aves, reptiles, arácnidos y algunos mamíferos.

Ver más